defiende el enfoque de género

Siempre se puede retroceder y la campaña contra la "Ideología de Género" puede lograrlo. Cuidado!

Publicado: 2017-02-28

Hace poco, en Rusia, se aprobó una norma en la que se determinó que las agresiones que causen dolor físico, pero no lesiones, y dejen moretones, arañazos o heridas superficiales a la víctima, no serán consideradas un delito sino falta administrativa que se sanciona con una multa. 

Hace un poco más tiempo, con el poder que adquirieron los talibanes en Afganistan, no pocas mujeres que podían estudiar, trabajar, manejar autos, caminar por las calles libremente, ahora son escondidas bajo una burka, siempre caminando detrás de un hombre.

Una se puede preguntar si un retroceso en los derechos de las mujeres es posible. Para responder, es preciso recordar que el reconocimiento de la gravedad de la violencia contra las mujeres y en general de sus derechos humanos no fueron un obsequio de la democracia, de las Constituciones o de los tratados de derechos humanos. Fueron necesarios años de lucha e incidencia de miles de mujeres buscando visibilizar que todas las personas, más allá de nuestras diferencias, tenemos los mismos derechos y debemos tener las mismas oportunidades para ejercerlos. 

Y en ese marco, fue fundamental reconocer que el patriarcado y el machismo tiene como una de sus vigas el control de la sexualidad de las personas; control que aún ahora legitima la violencia de género. Hace algunos meses, el Cardenal Cipriani responsabilizó a las mujeres de ser violadas pues se ponían en vitrina, y no pocos feminicidios son “justificados” con razones relacionadas a la decisión de las mujeres sobre su sexualidad: “se fue con otro”, “no quiso regresar”, “la mató por celos”. De hecho, aún hoy, el 50% de peruanos y peruanas considera que las mujeres que se visten provocativamente se exponen a que les falten el respeto (IOP PUCP, 2016).

En ese contexto, ¿la campaña sobre la ideología de género podría contribuir a un retroceso en el reconocimiento de los derechos de las mujeres? Yo creo que si. No es cierto que las iglesias que promueven la campaña contra la ideología de género estén de acuerdo con la igualdad entre mujeres y hombres. Si fuera cierto, dejarían que las mujeres puedan ser parte de sus jerarquías, y eso no sucede. De hecho están abiertamente en contra que ellas puedan decidir sobre su sexualidad, de ahí que prohíban las relaciones sexuales pre matrimoniales y el uso de métodos anticonceptivos; incluso prefieren que las mujeres pierdan su vida o vean afectada su salud antes que reconocerles el derecho a realizarse un aborto terapéutico. 

Quienes impulsan la campaña #ConMisHijosNoTeMetas no hablan de estos temas. Ellos y ellas estratégicamente decidieron centrar su atención en un asunto sensible como la niñez y en temas pocos conocidos y en los que existe mucho prejuicio como la orientación sexual e identidad de género. Pero en el fondo se trata de grupos que reivindican formas tradicionales de masculinidades y femeneidades, relacionadas a “valores” tradicionales concordantes con un sistema patriarcal y machista, en el que se legitima la discriminación contra las mujeres y donde no se tolera siquiera la existencia de personas lesbianas, gays, trans e intersex.  

Las personas hemos avanzado en el reconocimiento de nuestros derechos, pero un retroceso es posible y una campaña como la impulsada por los que embanderan la frase #NoTeMetasConMIsHIjos, contribuye a ello.


Escrito por

Jeannette Llaja

Abogada Feminista, con especialización en derechos humanos, derecho constitucional y género.


Publicado en