defiende el enfoque de género

parte del volante de la campaña #Conmihijosnotemetas

Si ellos dicen "ideología de género" nosotros y nosotras ¿Qué decimos?

Publicado: 2017-02-04



¿Qué respuesta debemos dar a la campaña sobre la Ideología de Género impulsada por grupos conservadores ligados a iglesias evangélicas y católica?

Un primer nivel es explicar qué es el enfoque de género evidenciando su importancia en la búsqueda de la igualdad entre mujeres y hombres. Esa respuesta es importante, pero a estas alturas, luego que la campaña ha avanzado tanto, es absolutamente insuficiente.

Un segundo nivel es abordar la discriminación por orientación sexual y la identidad de género, desnudando que la campaña de "ideología de género" reafirma esta violación de derechos. Esta respuesta, que de por sí se enfrenta a la homofobia y transfobia existente, responde más directamente a la campaña, aunque no agota su contenido.

Un tercer nivel es responder la campaña hablando sobre la sexualidad humana. El objetivo es difundir una mirada integral de la sexualidad, una que trascienda el enfoque biologicista al que nos ha acostumbrado históricamente el sector educación. Se trata de contestar la campaña informando y sensibilizando sobre un tema que es tabú para la mayoría de la población y del que se conoce muy poco. Dejar de reducir la sexualidad al acto sexual, evidenciar sus múltiples dimensiones y resaltar su importancia desde que somos pequeños, es crucial. Se trata de desterrar mitos y dar respuesta a los miedos. 

Desde mi punto, solo abordando este último nivel responderemos más efectivamente a la campaña de Ideología de Género impulsada por los grupos conservadores, quienes mintiendo groseramente se aprovechan de nuestra ignorancia sobre el tema y de la sensibilidad social que existe sobre la niñez. 

En ese marco, es preciso entender que la campaña sobre la ideología de género, más que un ataque abierto a la igualdad, es una estrategia para reivindicar uno de los pilares de la discriminación y violencia de género, nos referimos al control de la sexualidad de las personas. Control que históricamente ha permitido la violación dentro del matrimonio o la penalización de la homosexualidad. Así de serio es el problema.

Demás está decir que la dejadez histórica del sector educación en materia de educación sexual se ha convertido ahora en caldo de cultivo para que una campaña como ésta, atrevidamente falsa y manipulada, tenga el apogeo que ahora observamos. Y demás está decir, que la campaña sobre Ideología de Género, por la dimensión que ha adquirido, requiere una respuesta contundente desde el Estado, la academia y la sociedad civil. No nos estamos jugando solo la educación sexual, que es ya muy importante, sino que nos estamos jugando la libertad y autonomía sobre nuestros cuerpos. 

#DigoYo 




Escrito por

Jeannette Llaja

Abogada Feminista, con especialización en derechos humanos, derecho constitucional y género.


Publicado en